No dejes de prestar atención a la necesaria recuperación postparto

Tanto el embarazo como el parto suponen un gran cambio para el cuerpo de la mujer y por ello durante el embarazo es necesario cuidar aspectos como no engordar en exceso, e iniciar un proceso de readaptación tras dar a luz que podemos llamar recuperacion postparto para volver a la normalidad lo antes posible de una forma saludable.

Tras el embarazo, donde la mujer es el centro de atención, llega el momento de dar a luz, y aunque las miradas de giren para el recién llegado, las madres tenemos que enfrentarnos a volver a la normalidad, favoreciendo que nuestro organismo se recupere, algo que lograremos mejor si nos informamos adecuadamente en espacios especializados y con la ayuda de nuestra matrona y médicos.

Hemorragia vaginales, contracciones postparto, aumento de peso, molestias en el canal de parto y dolores durante unos días, cicatrices en el caso de la cesárea o incluso la recuperación del deseo sexual son aspectos que tenemos que afrontar con naturalidad pero de forma decidida y valiente.

Hoy quiero animaros en esta etapa recomendando unos ejercicios post parto que, al menos en mi caso, me vinieron genial, sin olvidar que la rutina debe recuperarse progresivamente. Que ni somos heroínas ni tenemos que serlo 😉

Centrándonos en ese difícil periodo entre las primeras 48 horas después del parto y la primera semana os recomiendo:

  • Mantener una correcta postura tanto cuando nos sentemos, estemos de pie y muy importante cuando damos de amamantar al bebé.
  • Evitar cargar peso excesivo.
  • Pasadas 48 horas del parto es muy recomendable comenzar a hacer ejercicios de kegel del suelo pélvico.
  • Y por supuesto, aunque estemos cansadas y nos sintamos “desaliñadas” no podemos estar sedentarias para no provocar problemas vasculares.
  • Y aunque lo médicos recomiendan de forma general evitar relaciones sexuales en las primeras 6 semanas, mi opinión es que cada cual deberá valorar su cuerpo, en muchos casos 6 semanas es muchísimo tiempo y en otras se necesita mayor tiempo para sentirnos recuperados o simplemente cómodas. Y por supuesto no todas las relaciones sexuales tienen que ser vaginales. Lo importante es que te sientas cómoda y que no te veas “obligada”.

Pasado ese primer periodo, y bien asesorada, puedes comenzar a ¡darle caña al cuerpo! (de forma moderada) centrándonos en ejercicios abdominales. Sentadillas para fortalecer piernas, caderas y gluteos. Un poco de cardio para quemar calorías puede ser perfecto, por ejemplo salir a caminar, trotar, correr ligeramente, bici o subir escaleras.

Y nunca olvidarte de modificar tus hábitos alimenticios, ir apartando esos “caprichos” y “antojos” y comenzar a volver a una rutina más estable y saludable, que aunque nunca deberíamos haberla perdido, la realidad es que todas nos permitimos pequeñas (o grandes) licencias en nuestros meses de embarazo.

Animo que la recuperación llega pronto!!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s